Como deben ser...

Quesos de cabra naturales

Este es el Abuelo Pepe, fundador de Sabores de Tallante.

Hay muchas recetas para elaborar un buen queso, pero nuestro ingrediente estrella, es que nuestras Cabras sean felices y que el proceso sea natural.

Somos una pequeña ganadería de quesos de cabra. Nuestras cabras son el centro de nuestra empresa. Por dos razones fundamentales, la primera es que gracias a su leche, trabajamos 8 personas, y la segunda, es que este proyecto lo comenzó mi padre hace más de 50 años.

Si hay algo que tenemos claro, es que nuestros quesos de cabra son fruto de cuidar a las cabras como un bien muy preciado.

Queso de cabra

Honestamente natural, tradicional y artesanal.

Ahora es tendencia lo natural, lo tradicional y la implantación de técnicas para elaborar alimentos poco procesados, de altos valores nutricionales, sin OGM organismos modificados genéticamente, y eso es bueno aunque sea una tendencia del momento.

Pero nosotros... Somos artesanales por convicción, por principios, al igual que nuestros abuelos, elaboramos quesos y derivados lácteos con recetas y procesos tradicionales. Como diría la abuela Fulgencia: Artesanía y pasión no hay más ingredientes que añadir.

Cuando no era una tendencia el bienestar animal, y tampoco lo era la alimentación natural, cuidando los ingredientes, nosotros teníamos claro que precisamente eso era lo que queríamos. Hacer las cosas diferentes, y además, ser honestos y no utilizarlo como una estrategia de marketing.

Por ello, habilitamos las visitas a nuestra ganadería, para conocer de cerca la realidad que hay tras estas líneas que, sin acciones como estas, quedarían en un puro alarde publicitario. Y no, no lo es.

Por estas razones...

Nuestras Cabras son Felices

Nuestra capacidad productiva, podría ser casi del doble. Pero preferimos producir nuestros quesos en base a las condiciones óptimas que nuestras cabras necesitan para vivir, ser felices y produzcan la mejor leche: 

> Todas ellas, están en recintos que tienen capacidad para el triple de cabras pero sabemos que dejando solo la mitad tienen más espacio, menos rivalidad y por tanto, viven más relajadas.

> Escuchan Mozart, Chopin y Beethoven. Si alguna vez has estado cerca de una cabra, sabrás que son sumamente asustadizas, y se estresan con facilidad. En días de aire, o de mucho ruido, todas ellas gozan de música para enmascarar los posibles ruidos que se produzcan en las instalaciones, y conseguir así que estén relajadas, sin sobresaltos.

> Todas nuestras cabras comen monte. Nuestra ganadería está en mitad del monte, que además no es cualquiera. Tenemos infinidad de hectáreas alrededor, y por ello, nuestras cabras salen a pastar a diario a la antigua usanza.

PRUEBA NUESTROS

QUESOS FRESCOS DE CABRA

Conoce auténticos...

Quesos curados de cabra

PARA L@S GOURMENT

Quesos premiados de cabra